César J. Galarza, argentino, doctor en Derecho en el 2003 por la Universidad de Santiago de Compostela empezó a desarrollar su andadura laboral en la gestión universitaria y en investigación en fiscalidad del cambio climático en España, especializándose posteriormente en consultoría medioambiental.

Esta labor de consultoría, y que actualmente desarrolla en el país que lo vio nacer, tiene sus comienzos allá por el 2008, culminando en 2012 cuando tuvo la oportunidad de toparse con el Programa Pioneers into Practice, para que a partir de entonces, convertirse en su profesión y su pasión, y poder ejercerla allí, en uno de los entornos mediambientales más privilegiados del planeta.

Aunque, tras obtener su doctorado, tuvo relación continuada con temas medioambientales, es a partir del 2008, trabajando como secretario académico e investigador en el Instituto CEU de Disciplinas Ambientales de Valencia (orientado a la investigación, educación y comunicación ambiental) es por donde César se vinculó fuertemente con la materia través de los proyectos de investigación en fiscalidad y cambio climático. A partir de aquí, su encuentro en 2010 con el Programa Pioneers into Practice era un paso natural a aprovechar y ser de la primera edición, aún ponía más oportunidades de las que disponer.


Como él afirma: “Mi incorporación a los equipos de investigación en cuestiones de fiscalidad y cambio climático (lo que incluye mecanismos del protocolo de Kyoto, energía, transportes, sectores doméstico, etc.) avivó mi interés y pasión por el medio ambiente que ya tenía desde niño posibilitándome su puesta en práctica en el mundo laboral”.

Su emplazamiento en la “Concejalía de calidad medioambiental, energías renovables, ciclo integral del agua y cambio climático del Ayuntamiento de Valencia” con el proyecto: “Pueblos y Ciudades bajas en carbono – Pacto de los Alcaldes” le dio la oportunidad de tomar contacto directo, y participar, de las distintas acciones y medidas llevadas adelante por la Ciudad de Valencia para el cumplimiento de la “Agenda 21”, y los compromisos adquiridos con la firma del “Pacto de los Alcaldes”, con el fin de hacer de dicha metrópolis un ejemplo en la lucha contra el cambio climático, implementando un modelo de ciudad sostenible, con una alta calidad de vida y activa participación social.

En palabras de Cesar: “trabajar dentro del Ayuntamiento de Valencia con la posibilidad de ser testigo directo de la proyección e implementación de numerosas medidas innovadoras en la lucha contra el al cambio climático llevadas adelante por dicha ciudad me permitió descubrir todo el mundo de posibilidades profesionales que se vinculaban a la implementación de proyectos relacionados con la mitigación y adaptación al cambio climático”.

Tras su participación en el PiP Programme, continuó durante un tiempo vinculado al ámbito universitario mientras se especializaba en distintos aspectos de la sostenibilidad y el cambio climático. A continuación comenzó su trayectoria como consultor independiente colaborando con instituciones como ser la OECD, la Consultoría CO2 Evolution, y la Cátedra Endesa de Fiscalidad y Cambio Climático.

Desde fines de 2013, afincado nuevamente en Argentina, César ha canalizado sus estudios, experiencia y la amplia red de contactos generada en los años de vinculación al medio ambiente lanzando la consultoría “Eco, Ideas, Servicios & Gestión” (www.ecoisg.com), junto a otros colegas de Iberoamérica, siendo su rasgo distintivo la gestión, implementación y coordinación de instrumentos económicos para la protección del medio ambiente y de mitigación y adaptación al cambio climático, en especial, en lo relacionado con proyectos de compensación y pago por servicios ambientales, a fin de dar soluciones de sostenibilidad tanto a empresas como organismos públicos.

Como él sostiene: “Mi participación en el Climate Kic significó sin duda un punto de inflexión definitivo en mi carrera profesional y abriéndome un gran mundo laboral; gracias a él hoy hago profesionalmente lo que siempre constituyó mi pasión: trabajar cada día en pro de la vinculación practica y real del desarrollo económico sostenible y la innovación con la conservación de los recursos naturales y los servicios prestados por éstos con el fin último de estimular la concreción de un mundo más sostenible en lo ambiental, económico y social “.

Entre otras instituciones ha colaborado con la Fundación Vida Silvestre Argentina (WWF associated) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria en la gestión y coordinación de esquemas de pago por servicios ambientales como método de innovación para propiciar la conservación y recuperación de los ecosistemas naturales y lograr el desarrollo económico sostenible en una zona de importancia clave para la biodiversidad mundial como es el Bosque Atlántico del Alto Paraná ubicado en el límite en la confluencia entre Argentina, Brasil y Paraguay; y también con el Gobierno de la Provincia de Corrientes en planes, programas y proyectos de desarrollo sostenible e innovación.